Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La Federación del Metal celebra su 40 aniversario con una muestra de Cristino en la FAE.

Cristino expone su obra en la sede de la FAE.Cristino expone su obra en la sede de la FAE. (Diario de Burgos / PATRICIA)
El artista daba ayer los últimos retoques a las piezas de la exposición.El artista daba ayer los últimos retoques a las piezas de la exposición. (Diario de Burgos / PATRICIA)
Pez de cuatro metros de largo colocado en la rotonda de la plaza Castilla.Pez de cuatro metros de largo colocado en la rotonda de la plaza Castilla. (Diario de Burgos / PATRICIA)
Con hierro reciclado ha creado un macho cabrío de tamaño natural.Con hierro reciclado ha creado un macho cabrío de tamaño natural. (Diario de Burgos / PATRICIA)
I.L.H. / Diario de Burgos

LA ANARQUÍA DE LA OXIDACIÓN

La función de un artista no es solo crear, sino también investigar para saber hasta dónde puede llegar. Eso es lo que hace Cristino Díez con su obra, que somete a los criterios de la oxidación, el reciclaje y las texturas. Porque el óxido no funciona igual si se trata con agua de lluvia, vinagre, sal, ácidos, aguafuerte, el cartón de una huevera o incluso una hogaza de pan, a la que también somete a esta intervención: «Una vez cocido y quemado el pan ya perdura para toda la vida», asegura.

Por eso la obra de Cristino merece observarse con detenimiento porque lo que parece hierro no siempre lo es. Y cuando utiliza ese material reciclado también juega a introducir objetos cotidianos como cazos, espumaderas, cacerolas que le dan perspectivas curiosas...

En la exposición que inaugura hoy en la Casa del Empresario para conmemorar los 40 años de la Federación del Metal de Burgos (FEMEBUR) Cristino combina piezas en hierro, pinturas en las tonalidades del óxido, cerámica pintada, dibujos con técnicas aguadas y esculturas realizadas con pasta de papel.Con el cartón de las hueveras crea también sus pinturas, siempre en tonos oscuros. «Lo que hago es jugar con las texturas y las técnicas. Por ejemplo, quemo los pigmentos para el óleo -como con el pan-, consigo que se agriete y luego lo endurezco», detalla el artista.

En esta modalidad pinta un toro embistiendo y un cuervo, y en tela de saco retrata a Cervantes.

En yeso tratado con pigmentos de hierro da vida al Quijote: «Cuando dominas la pintura eres tú el que mandas. Pero yo ya no pinto para dominar los colores; lo que haga es dejarme dominar por el óxido. La oxidación es anárquica porque no sabes qué colores te van a salir y descubres un nuevo mundo que no controlas». Con esa técnica ha creado a Amón en tamaño real (con cabeza de cabra y torso humano) y todo un juego alrededor de este animal.

LA CABRA DE PICASSO. Igual que Durero le inspiró para realizar el rinoceronte que creó en 2004, ha sido Picasso el que le ha llevado a dar vida en hierro a un macho cabrío. Una visita al MoMA de Nueva York le hizo declinarse por ese animal para crear uno a tamaño natural en hierro reciclado.

Junto a la muestra dentro de la FAE, que se presenta con la gárgola, un cuadro conmemorativo de FEMEBUR y una columna de luz con otros trabajos, en el exterior ha colocado 3 piezas en hierro: un pez de cuatro metros, una libélula y una araña. La muestra Hierro y Óxido se inaugura a las 19 horas.

Fuente: Diario de Burgos

© 2018 FEMEBUR. Todos los derechos reservados. | Política de Cookies | Política de Privacidad
Diseño+Desarrollo escrol