Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El ministro de Energía apuesta por un ‘mix energético’ en el que estén incluidas para mantener un precio competitivo

Miguel Ángel Benavente, presidente de Femebur.Miguel Ángel Benavente, presidente de Femebur. (PATRICIA)

Nadal augura subidas de la luz del 40% si se cierran las plantas nucleares y térmicas

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, apostó ayer por un ‘mix energético’ en el que estén presentes el carbón y las nucleares, además de las renovables, con el propósito de mantener un precio competitivo de la electricidad al tiempo que no se genere un impacto negativo sobre el medio ambiente.

Durante su intervención en la cena del 40 aniversario de la Federación de Empresarios del Metal de Burgos (Femebur) auguró que si se cierran las centrales atómicas y las térmicas se producirán subidas de la luz del 40%, lo que repercutiría negativamente sobre la competitividad de las empresas y también en los particulares. «Hay quien está proponiendo el cierre simultáneo de las nucleares y del carbón, lo que significaría que en el invierno que se nos avecina el crecimiento de precios que tendríamos en enero y en febrero sería del 40%».

En este sentido, planteó la necesidad de evitar tomar decisiones por razones ideológicas en esta materia. «Tenemos que ser cautelosos. Hay que aprovechar el desarrollo de la tecnología y ser exigentes con las normas medioambientales pero sabiendo los costes que pueden tener», añadió.

Nadal acusó al anterior gobierno de apostar por las energías renovables «por encima de lo razonable ». En este sentido, recordó que fue una proposición no de ley de tres grupos de la oposición la que decidió el cierre de la central de Santa María de Garoña. «Quizás su cierre no tenga un impacto excesivamente decisivo en el sistema energético en su conjunto pero sí en la zona donde está ubicada».

Si se cerraran todas las nucleares, Nadal afirma que el precio de la energía subiría un 25% y, dado que se tendría que aumentar la producción del carbón y del gas para sustituirla, se incrementarían las emisiones de CO2. Esta situación obligaría a tomar medidas restrictivas en la industria y el transporte para compensar y poder cumplir con los objetivos marcados por la Unión Europea.

También añadió que en los momentos de baja producción de las energías renovables, cuando no hace viento, no llueve o no hay sol, es necesario que las centrales térmicas incrementen su producción para «evitar apagones». «No es lógico que se pretenda cerrar simultáneamente las nucleares y las térmicas»

Durante su intervención subrayó que en la actualidad no es posible apostar al cien por cien por las energías renovables. «Quizás de aquí a diez años haya cambios tecnológicos que nos permitan su almacenaje pero hoy por hoy hay que ser prudente y tomar las decisiones en base a la realidad actual».

MODERNIZACIÓN E INNOVACIÓN.

El ministro se mostró optimista con el desarrollo económico de España tras en los últimos años y lo achacó a una mejora de la competitividad. En este extremo coincidió con el presidente de Femebur, Miguel Ángel Benavente, quien en su breve intervención agradeció a los empresarios presentes su esfuerzo para salir de la crisis. «Debéis estar orgullosos de que Burgos sea la capital industrial. Las empresas vinculadas a Femebur han sido las tractoras del resto de las actividades productivas», concluyó.

© 2018 FEMEBUR. Todos los derechos reservados. | Política de Cookies | Política de Privacidad
Diseño+Desarrollo escrol